dissabte, 16 de febrer de 2013

El asteroide 2012 DA14






“Si la Tierra fuera una pelota de tenis – de 6,7 centímetros-, la Luna sería una canica de dos centímetros situada a dos metros de distancia. El asteroide, a esa escala, pasará a tan solo 14 centímetros de la Tierra”. 

Alfred Rosenberg, astrofísico del IAC

  • Según el Observatorio de la Universidad de Valencia, el máximo acercamiento a la Tierra se producirá a las 20.26 hora española. En ese momento el asteroide estará 20 grados por debajo del horizonte y, por tanto, no será observable. Su salida se producirá media hora más tarde, a las 20.57. En el momento de la salida estará a unos ocho grados hacia el norte geográfico de Denébola (beta Leonis), la estrella en la cola del León, que también estará saliendo en esos momentos. 
  • Unos minutos después, entre las 21.15 y las 21.25, el asteroide transitará por el cúmulo de la Cabellera de Berenice. Para quienes puedan disfrutar de un horizonte despejado y transparente, este será el mejor momento de la observación en España. Con una elevación de entre 10 y 15 grados y una magnitud aún inferior a la octava, la roca se moverá sobre el rico y denso campo estelar de este cúmulo abierto, siendo todavía fácilmente visible con los prismáticos. 
  • A las 21.48, se podrá encontrar de nuevo con facilidad al asteroide. En ese momento estará a menos de un grado por arriba de la estrella Chara (beta Canum Venaticorum), la segunda más brillante de la pequeña constelación de los Perros de Caza, situada bajo la Osa Mayor. El objeto estará entonces a 25 grados sobre el horizonte, con una magnitud de 8.4, todavía bien visible con los prismáticos aunque ya perdiendo brillo de forma apreciable al alejarse de la Tierra. 
  • Finalmente, a las 22.30, 2012 DA14 atravesará la lanza del carro de la Osa Mayor, entre las estrellas Alioth (epsilon Ursae Majoris), la última estrella de la lanza, y Megrez (delta Ursae Majoris), la primera del cuerpo del carro. La magnitud del asteroide será ya de 9.2, empezando a ser difícilmente distinguible al límite de la potencia de los prismáticos. Posteriormente, seguirá su camino, cada vez más lento y débil, entre las constelaciones del Dragón, la Osa Menor y la Jirafa, siendo ya solo visible con telescopios de potencia media y alta, antes de perderse definitivamente en el espacio.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada