dimecres, 11 de desembre de 2013

¿Tormenta de meteoros en mayo de 2014?


Tormenta de las Leonidas del año 1833.


Diversos investigadores advierten de una posible tormenta de meteoros el 24 de mayo de 2014. El máximo sería a las 7:40 UT y las estimaciones hablan de una tasa de entre 100 y 400 meteoros a la hora, pero no descartan una sorpresa mayor 

La predicción de lluvias de meteoros (conocidas popularmente como lluvia de estrellas), ha avanzado mucho estos últimos años. Contemos rápidamente que las lluvias de meteoros consisten en la entrada en la atmósfera de material que ha dejado en algún punto de la órbita de la Tierra algún cometa. Así, por ejemplo, las famosas perseidas están relacionadas con el cometa 109P/Swift-Tuttle, que orbita alrededor del Sol con un período de 135 años. En fechas alrededor del 11 de agosto la Tierra atraviesa el punto donde se encuentra el material dejado por este cometa, que emite luz al calentarse por rozamiento al entrar en la atmósfera. Los estudiosos del tema hacen predicciones de actividad basándose en el estudio de la dinámica de las nubes de material que el cometa ha ido dejando es sus diferentes pasos. 

En 2006 Esko Lyytinen y Peter Jenniskens hicieron pública la predicción de que en mayo de 2014 la Tierra se encontraría con el polvo que el cometa 209P/LINEAR había liberado en pasos antiguos de los siglos XIX y XX. La predicción anunciaba una baja tasa de meteoros (una tasa de 12 o algo mayor). En 2012, J. Verbaillon examinó el caso con más detalle y señaló que la Tierra se encontraría con los rastros de polvo expulsados por este cometa entre 1803 y 1924 y sugirió que la lluvia podría ser una tormenta. 

Otros investigadores han trabajado en el tema y la conclusión es que, efectivamente, la Tierra atravesará en 24 de mayo de 2014 las nubes de materia que dejó el cometa en esos años, lo que daría lugar una gran actividad meteórica. El cometa 209P/LINEAR es un cometa de corto periodo (5 años) y baja actividad (hay quienes lo catalogan prácticamente como cometa extinto). La órbita del cometa es perturbada por Júpiter, pues el afelio de la órbita del cometa anda cerca a la órbita del planeta gigante. El cometa pasa por su perihelio el 6 de mayo de 2014 y cruzará la órbita de la Tierra ese mismo mes. Pero el cometa no es lo interesante, pues apenas brillará en magnitud 11 en su mejor momento. 

Jeremie Vaubaillon, del Institut de Mécanique Céleste et de Calcul des Éphémérides en Francia, coincidiendo con otros, preve una THZ (tasa horaria cenital) de entre 100 y 400 meteoros por hora. Que no está nada mal, teniendo en cuenta que las famosas perseidas rondan una tasa de 100-120 en el máximo. El ruso Mikhail Maslov ha calculado una prudente tasa de 100, pero advirtiendo que, a pesar de que la actividad actual del cometa es muy baja, desconocemos como fue en el pasado, por lo que podríamos encontrarnos con una sorpresa. No descarta que se pueda producir una tormenta de meteoros. 

El radiante de esta lluvia se encontrará en la constelación de Camelopardalis y los cálculos apuntan que el máximo tendrá lugar el 24 de mayo a las 07:30 UT, lo que favorecería Estados Unidos, Canadá y México. La lluvia no será visible desde Sudamérica. La luna no dificultará en exceso la observación, por encontrarse menguante a tan solo 4 días de la fase nueva. 

Conclusión: que hay que marcar en rojo en la agenda la noche del 23 al 24 de mayo de 2014 (viernes a sábado) - 


  • En Europa, convendría observar toda la noche, por lo incierto de la previsión. Fiándonos de las previsiones, si no queremos pasar toda la noche en vela, se trataría de madrugar el sábado para observar al menos al final de la noche, esperando que el cielo nos regale con una maravillosa sorpresa. El máximo nos lo perderíamos, en caso de cumplirse las previsiones, pues sería de día ya. 
  • En América, cuanto más al norte, mejor. México tendrá, de cumplirse las previsiones de máximo a las 7h40 UT, unas condiciones de observación muy buenas, pues será de noche . Cuanto más al sur, peor. El radiante se encontrará en Camelopardalis, una constelación muy al norte. Cuanto más baja la tengamos, peor. 


Más información: 



Fuente: El Navegante

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada