diumenge, 15 de desembre de 2013

Las Geminidas




Puede observarse casi desde que anochece y se caracteriza por meteoros brillantes. La actividad puede alcanzar los 120 meteoros por hora, y mantenerse hasta 36h en ese nivel, tal como ocurrió en 1996. El radiante de las Gemínidas culmina alrededor de las 2h hora local. Bastante al norte del ecuador, el radiante aparece alrededor del atardecer, y alcanza una elevación útil a partir de las primeras horas de la noche en adelante. En el hemisferio sur el radiante aparece sólo alrededor de la medianoche, o más tarde aún. Aún allí, se trata de una espléndida lluvia se meteoros que a menudo se presenta meteoros brillantes y con velocidad moderada; un regalo para todos los observadores. El pico de máxima actividad ha mostrado en años recientes signos de variación, tanto en sus tasas máximas como en la hora de ocurrencia, de los cuales sus máximos han ocurrido todos alrededor de 2h 20m de la hora señalada arriba. 

Cierto ordenamiento de masas dentro del enjambre implica que los meteoros telescópicos más débiles deben ser más abundantes casi 1º de longitud solar (alrededor de un día) antes del máximo visual, con resultados telescópicos que indican que dichos meteoros irradian de una región elongada, probablemente con tres sub-centros. Resultados adicionales sobre este tema serán muy útiles, pero todos los métodos pueden ser empleados para observar la lluvia.  

Las noches del 13, 14 (máximo) y 15 de Diciembre es previsible que la actividad sea muy alta. El método observacional será nuevamente el conteo a intervalos. Para el resto de noches, si consideramos que la actividad sube demasiado (mayor de 10 ó 15 Gemínidas por hora), no se dibujarán ni tan siquiera los meteoros de las lluvias menores. Nuevamente aconsejamos el uso de la grabadora para la toma de datos. 

Las observaciones telescópicas y fotográficas pueden ser muy útiles para saber la estructura del radiante. Se sospecha que los meteoros telescópicos parten de varios radiantes con coordenadas ligeramente distintas a la de los meteoros visuales. Sin duda, a pesar del frío, esta lluvia nos hará pasar un rato agradable. 

La lluvia será observable desde el anochecer con una altura del radiante muy aceptables (sobre 40 º en Canarias, 60º en Península). El problema será la presencia de la Luna, pero no hay que dejar de ver esta fabulosa lluvia. 



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada