divendres, 29 de novembre de 2013

No tengo excusa, ISON ¡Me equivoqué al anticipar tu extinción!




Sí, mea culpa, es de mala educación dar el pésame antes de tiempo.

Pero al analizar mi error, descubrí cosas interesantísimas.

Y siempre es enriquecedor adquirir nuevas perspectivas de conocimiento. 

Por Pablo Lonnie Pacheco Railey 

ASTRONOMOS.ORG 


  • ¿POR QUÉ DESAPARECIÓ TU NÚCLEO? MÁS AÚN 
  • ¿CÓMO LE HICISTE PARA REAPARECER? 
  • ¿POR QUÉ SE APAGÓ EL BRILLO GENERAL DE TU ESTELA? 
  • ¿POR QUÉ AL ACERCARTE AL SOL TENÍAS UNA LARGA COLA Y AHORA TE QUEDÓ UN RABITO?
  • ¿EN VERDAD LIBRASTE EL PERIHELIO, DEBILITADO (te ves muy pequeño)?



Todas las preguntas anteriores están MAL formuladas.
  • Las cosas no son siempre lo que parecen. 
  • El núcleo cometario NUNCA desapareció. 
  • El núcleo cometario NO se materializó de la nada. 
  • El brillo general del cometa NO se redujo. 
  • La cola sigue bastante larga, y 
  • No. El cometa C/2012 S1 (ISON) no ha perdido su vigor. 


¿De qué se trata? ¿Dónde está el truco?

 (Sí, ISON, tienes cualidades de mago, jajaja) 

Luces, cámara ¡Acción! 


Secuencia cortesía de la NASA, del SOHO 

(Observatorio Solar y Heliosférico) 

El cometa nunca se apagó. Me dejé engañar por un simple efecto de perspectiva que nunca ponderé (y que es muy común en otros cuerpos celestes). La explicación -como siempre- es tremendamente sencilla. Me explico: el núcleo del cometa quedó ECLIPSADO por el abundante gas y polvo de su cauda. Así de simple. Ahí estuvo el núcleo, todo el tiempo, pero quedó oculto por la nube de gas y polvo que al principio vimos "aparentemente" de perfil. Pero no, la trayectoria del cometa no era perpendicular a nuestra línea de visión. El cometa se alejaba de la Tierra y estaba rodeando al Sol, dándonos "la espalda". Digamos que el Batimóvil quedó oculto tras una cortina de humo que dejó tras de sí. 

Terminé cayendo en cuenta de este efecto hasta ahora que ha terminado de rodear al Sol: Pues ahora se ve el núcleo concentrado y aparentemente sin cola. ¿Por qué? Porque ahora es la cabeza del cometa la que está apuntando hacia nosotros, seguido de su cauda. Y la cauda tampoco se ha achicado, debilitado o desaparecido; simplemente está atrás del núcleo. 

Así que la grata sorpresa es que el cometa C/2012 S1 (ISON) ha sobrevivido. La contemplación de su paso por el perihelio me ha servido para recordar que cada cometa es diferente (diferente órbita, diferente tamaño, diferente forma, diferente composición y densidad, etc.). Los astrónomos procuran clasificarlos según características afines y sacar "promedio" de sus conductas. Mi limitada experiencia me engañó y este cometa tenía guardado un as bajo la manga: no contemplé que un simple efecto de geometría podría cambiar tanto la apariencia del cometa y confundí esas características con una fragmentación que nunca sucedió. 

No vayas a pensar, ISON, que fue con mala intención que te “maté” antes de tiempo. No me gusta el Bullying, pero si aguantas una broma, te apodaré “ISOINC” ¿o acaso no te diste cuenta que después de tu maroma alrededor del Sol tu cola quedó más retorcida que la de un marranito? 

¡Nunca había visto una cola con una curva tan cerrada como la tuya! 

No se si serás el Cometa del Siglo pero sin duda, serás uno de los cometas más memorables de mi vida. 

¡Qué bueno que regresaste de tu aparente “muerte” como héroe de película! 

Sí, parece que tendremos un buen espectáculo. 

P.D. Gracias, Alberto León de ASTROTECNO por mantener una visión centrada de este evento. 

El autor es socio (desde 1988) y miembro honorario de la Sociedad Astronómica del Planetario Alfa, así como director de ASTRONOMOS.ORG www.astronomos.org 

Puedes reproducir este artículo libremente de manera total o parcial, siempre que se de crédito al autor y se indiquen sus correos electrónicos: pablo@astronomos.org, pablolonnie@yahoo.com.mx . Si detectas un error (sí, hay personas que llevan la cuenta), favor de enviar correcciones y sugerencias a estos mismos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada