dimarts, 21 de gener de 2014

A la caza del escurridizo Mercurio




SÓLO TENEMOS HASTA EL 31 DE ENERO.

Mientras nuestro planeta va a 107.280 Km/h alrededor del Sol, el pequeño Mercurio (Visible al final de la tarde después del día 15) va a una velocidad orbital de 172.440 Km/h, siguiendo, a pies juntillas, la segunda Ley de Kepler. 

Este planeta interior y el más próximo a nuestra estrella vuelve al cielo de la tarde sobre el horizonte Oeste-Sudoeste, 45 minutos después de la Puesta de Sol. Su brillo (-1,2) le hará fácilmente localizable. Alcanzará su mayor altura sobre el horizonte oeste el día 31 de enero (18,3º). Y en esa fecha se pone hora y media después que nuestra estrella. Su magnitud disminuye de -1,2 a -0,7. 

No podéis perderos la visión del escurridizo Mercurio en estos días, ya que es la mejor ocasión para poder observarlo a simple vista o con prismáticos. 

El polaco Nicolás Copérnico, padre de la astronomía planetaria y fundador de la actual concepción del Sistema Solar, nunca pudo observarlo a causa de las nieblas del Vístula.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada